Domiciliación de Sociedades

Domiciliación de Sociedades

Realizar una actividad profesional o empresarial no implica necesariamente abordar la compra o el alquiler de un inmueble. No tiene porque repercutir en una inversión importante. En muchos casos es suficiente con una presencia testimonial, una especie de receptoría de documentación que sirva, a su vez, de domicilio fiscal para que sus clientes y proveedores puedan ubicarle y ser atendidos en horario ininterrumpido por nuestro personal de recepción o por usted mismo, según prefiera, en los espacios del centro destinados a tal uso (sala de reuniones, despacho personal…)